La Reina Batata

 

Estaba la Reina Batata 

Sentada en un plato de plata 

El cocinero la miró 

y la Reina se abatató.

La Reina temblaba de miedo 

el cocinero con el dedo 

-que no, que sí, que sí, que no- 

de mal humor la amenazó.

Pensaba la Reina Batata: 

-ahora me pincha y me mata-. 

Y el cocinero murmuró, 

con esta sí me quedo yo.

La Reina vio por el rabillo 

que estaba afilando el cuchillo. 

Y tanto, tanto se asustó 

que rodó al suelo y se escondió. 

Entonces llegó de la plaza 

la nena menor de la casa. 

Cuando buscaba su yo-yo 

en un rincón la descubrió.

La nena en un trono de lata 

la puso a la Reina Batata. 

Colita verde le brotó… 

(a la Reina batata, a la nena: no) 

Y esta canción se terminó.

 

de Maria Elena Walsh  

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: