Pinocho

Hasta el viejo Hospital de los muñecos, 

llegó el pobre Pinocho mal herido, 

un cruel espantapájaros bandido, 

lo sorprendió durmiendo y lo atacó. 

 

Llegó con su nariz hecha pedazos 

y una pierna en 3 partes astilladas

y una lesión interna y delicada,

el médico de guardia lo advirtió.

 

Al viejo cirujano, llamaron con urgencia 

y con su vieja ciencia, pronto lo remendó, 

pero dijo a los otros muñecos internados, 

todo esto será en vano le falta un corazón. 

 

El caso es que Pinocho estaba grave 

y en si de su desmayo no volvía 

y el viejo cirujano no sabía, 

a quien pedir prestado un corazón.

 

Entonces llegó el Hada protectora 

y viendo que Pinocho se moría, 

le puso un corazón de fantasía 

y Pinocho sonriendo despertó 

 

y Pinocho sonriendo despertó. 

Pinocho, Pinocho, ay pobre Pinocho.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: